Empezó la guerra electrónica con el virus Stuxnet

Este no es un virus cualquiera es quizas el más letal de los virus informáticos, una amenaza para la humanidad, se trata de Stuxnet un gusano informático que afecta a equipos con Windows, descubierto en junio de 2010 por VirusBlokAda, una empresa de seguridad radicada en Bielorrusia. Es el primer gusano conocido que espía y reprograma sistemas industriales, en concreto sistemas SCADA de control y monitorización de procesos, pudiendo afectar a infraestructuras críticas como centrales nucleares.

Stuxnet es capaz de reprogramar controladores lógicos programables y ocultar los cambios realizados. También es el primer gusano conocido que incluye un rootkit para sistemas reprogramables PLC.

La compañía europea de seguridad digital Kaspersky Labs describía a Stuxnet en una nota de prensa como “un prototipo funcional y aterrador de un arma cibernética que conducirá a la creación de una nueva carrera armamentística mundial”. Kevin Hogan, un ejecutivo de Symantec, advirtió que el 60% de los ordenadores contaminados por el gusano se encuentran en Irán, sugiriendo que sus instalaciones industriales podrían ser su objetivo. Kaspersky concluye que los ataques sólo pudieron producirse “con el apoyo de una nación soberana”, conviertiendo a Irán en el primer objetivo de una guerra cibernética real.

El objetivo más probable del gusano, según corroboran medios como BBC o el Daily Telegraph, pudieron ser infraestructuras de alto valor pertenecientes a Irán y con sistemas de control de Siemens. Medios como India Times apuntan que el ataque pudo haber retrasado la puesta en marcha de la planta nuclear de Bushehr. Fuentes iraníes han calificado el ataque como “guerra electrónica” aunque minimizan el impacto de los daños en sus instalaciones.

Eric Byres, programador con años de experiencia en el mantenimiento y reparación de sistemas Siemens, declaró a Wired que escribir este software podría haber requerido meses o incluso años de trabajo si lo hubiera realizado una sola persona.

Empresas europeas de seguridad en Internet como la firmas Kaspersky Labs o Symantec han señalado que la complejidad del virus da a entender que no ha sido desarrollado por un pirata o una firma, sino con la posible ayuda de un estado y que podría tratarse de la primera gran arma cibernética.

Más información: SomosLibres.org

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *